Site Network: Colaboradores | Gitambo | Gonzalo | NegroPésimo | JuanFrancisco


Breves


Paramichi e Romengui





Paramichi e Romangui ( Historia de Gitanos) es el nombre del libro donde niños gitanos que asisten a la escuelita gitana ya puesta en marcha desde el año 2006 en Villa Alemana, registran sus historias y cuentos con el más puro estilo de la infancia y de la cultura Rom.
En año 2007 al integrarse las alumnas en practicas de la P.U.C de Valparaíso, Viviana Meza, Julieta Villalobos, Paula Villacura, Yoana Musa, se desarrolla este proyecto que con la traducción hecha por Jorge Nicolich, Gichi Arestich , la ayuda de las profesoras Pamela Siré y Vielka Araya también como coordinadora.
Finalmente financiado por los fondos de ayuda estudiantil de la P.U.C de Valparaíso Paramachi e Romangui es editado en un pequeño libro.
A continuación algunos cuentos extraidos de Paramachi e Romangue.


Un Ratón


Autor: Rankichi de 9 años

Todos los gitanos nos fuimos en las camionetas a otro lugar y armamos las carpas. derepente apareció un ratón...entonces yo con el yiyo y mi prima lo comenzamos a perseguir, era un ratón grande y tenia la cola larga, vino mi Tata que es gordo y grande, él le agarró la cola y lo tiró para atrás y ahí quedo el
ratón colgado de un árbol.


Conejo


Autor: Milenko de 7 años.

Mi mamá viviá con unos gitanos; y esos gitanos mataban los conejos y se los comian.
pero mi mamá no comia conejos porque era asqueroso!

Mi Dei zibilz coniek rroma; tai gola rroma mundare conejuri tai janalen...ay mi dei ni hala coneho
so ke saia gado.


Cuento de Mapi


Autora: Mapi de 9 años

Había una vez una niñita llamada Marisol, que le gustaban los animales. Un día vio a un perro frente a su casa.

Ella fue a ver al perro y se dio cuenta que tenia muchas pulgas ¡ pobre perrita! Exclamó- creo que le voy a dar una ducha y ella le dijo a su mamá.

Mamá, mamá ¿este perrito puedo quedármelo? Y su mamá les respondió que se podía quedar una semana completa; Marisol dijo, estoy orgullosa de ti mamá porque dejaste quedarme con la perrita.

Pasaron cinco días y ella fue a pasear al parque con su perrita. Marisol le dijo a la perrita

¿Qué nombre te pondré?

Guagua dijo la perrita

Guagu guauahhhhhhhh ya se le voy a poner Rosi y caminando se fue a su casa y dijo “mamá, mamá le puse nombre a la perrita, desde hoy se llamara Rosi” y dijo

Ella va a ser una perrita de casa y le voy a comprar un collar

Y vivieron felices para siempre…








1 Comment:

  1. Zurdo said...
    jajaja qué tierna la historia de los conejos XD

Post a Comment